¡Hola!

Últimamente no me paso mucho por aquí, no tengo ni motivación ni tiempo… De todas maneras tengo dos entradas pendientes ya, porque dos bloggers me nominaron a premios, y aunque no sé muy bien cómo funciona esto de los premios, prometo ponerme al día en cuanto pueda y agradecérselo como toca. Así que espero que dentro de poco pueda volver a pasarme más por aquí y seguir con este pequeño proyecto.

Los domingos son para descansar

“Los domingos son para descansar”

Depende de lo que hagas, los domingos son para una cosa u otra.

Por ejemplo, si el sábado de noche has salido y bebido hasta el agua de los floreros, ten por seguro que tu domingo será en casa, dumiento o viento la tv y sin ganas de nada.

Un domingo puedes descansar o aprovecharlo. Puedes levantarte temprano e ir a hacer senderismo -soy gran aficionada a esto, me encanta estar en la naturaleza y hacer deporte al mismo tiempo- o puedes hacer lo que se suelen llamar  “cosas productivas”, que en mi caso son pasar apuntes e intentar hacer mapas, porque estos no siempre salen. Puedes descansar, quedarte todo el día tirada en la cama porque sí, porque puedes y te apetece, y eso es realmente genial. Puedes también, aprovechar para ver esas pelis, esa serie o para leer un libro pendiente -o para empezarlo y volverlo a dejar en el montón de “libros pendientes”.

Un domingo puedes hacer millones de cosas. Eso de que “los domingos es el peor día de la semana, sobre todo los domingos por la tarde” es relativo a lo que haces. El bajón sólo te pega si no haces nada y sigues pensando que “el domingo es una mierda”.

tumblr_o4mb6kc2uc1u569g0o1_500

El dolor de las palabras

Velehay

Soy quien de ti saca lo mejor,
también lo peor.
Crees conocerme y te desconcierto una
y otra y otra vez sin querer,
sin poderlo evitar pues mis palabras juegan sin maldad aunque daño a veces pueden lograr.
Juego con ellas como si de piezas de domino se trataran las mezclo las cojo y con ellas juego, se que no siempre es lo mejor pues su sentido no siempre se le puede coger o hacerlo literal problemas me puede acarrear, no uso maldad alguna, solo ganas de bromear, aunque no siempre felices me las pueda dar.

Tengo el don de sacar de las casillas.
Tengo el don de hacer perder la serenidad,
a aquellas personas que me importan de verdad,
pido perdón una y mil veces pues mis palabras enloquecen,
pues mis letras no siempre enriquecen,
también empobrecen la amistad de aquellos
que no me dejan de importar.

Copyrighted.com Registered & Protected  XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

View original post

Expectativa

Expectativaesperanza de realizar o conseguir algo.

No es que tuviera muchas expectativas para ello, las tenía, pero como todo últimamente no le he puesto demasiada atención. Creo que me ha servido más para dejarlo ya de lado definitivamente –eso es lo que pensaba mientras y después de lo que ha pasado-, que si no lo hubiera hecho.

Todo el tiempo que he estado sin haber quedado con él ha sido peor, mucho peor, que el hecho de que hayamos quedado. Ahora considero que he hecho muy bien en quedar con él, no estaba nada segura, pero en algún momento tenía que pasar. Y lo mejor ha sido que en un instante he decidido que definitivamente esto se había acabado, ya del todo.

Hay varias razones, pero hay dos principales: ha perdido mi interés en determinado ámbito y no quiero hacerle daño a nadie más; esto último lo veía muy probable. Y aunque luego hemos hablado mejor, y ya me sentía a gusto y como antes, no era lo mismo, y prefiero ya dejarlo de una vez solucionado y en un cajón.

No me importa que haya sido completamente insatisfactorio y un desastre, tiene el lado bueno de que me he dado cuenta, y él creo que también, de que ya no funciona y de que ya no va a funcionar. Cinco años le he dicho, en realidad ya van seis, siete si contamos desde el principio. Han sido muchos años, mi adolescencia, mi yo. Ha sido un capullo todo este tiempo, pero era mi capullo… hasta ahora.

Para esta vez no tenía tantas expectativas como hace unos años, y él lo ha dicho muy bien “no tienes que tomarte las cosas tan en serio”, bien, pues han empezado por las expectativas.