Ahmed pagará tu pensión

Estos últimos días han saltado las alarmas respecto a la situación de nuestro sistema de pensiones. La semana pasada, el Gobierno en funciones declaraba que la actual situación del Fondo de Reserva sólo podría cubrir las necesidades de financiación de un año, debido al aumento de la población jubilada y de la pensión media, haciendo que los pagos mensuales se hayan incrementado un 50% entre 2007 y 2016. Mientras, los ingresos por cotizaciones permanecen estancados por paro y la baja calidad del empleo generado. De seguir así, a partir de 2017 tendremos que completar la Seguridad Social con los presupuestos generales del Estado. Esta situación coyuntural amenaza con convertirse en crónicaPero esta situación coyuntural amenaza con convertirse en crónica observando las proyecciones de la población. Hacia el año 2050, España tendrá una población envejecida y reducida. Perderemos cinco millones de habitantes y el 35% de la población tendrá más de 65 años. La tasa de dependencia, esto es, el indicador que mide la relación entre las personas activas con las inactivas, se disparará desde el 50% hasta el 93%, lo cual significa que habrá un dependiente por cada activo. La productividad del trabajo podrá solucionar parte de este problema, pero no todo: al final, con la productividad crece la renta, y el nivel de vida. Los pensionistas de 2050 cobrarán más –y necesitarán más- que los de 2016. Frente a este problema, caben diferentes opciones. La primera, ya señalada,  es completar los ingresos de la Seguridad Social con ingresos provenientes de los Presupuestos Generales del Estado, de manera que la Seguridad Social mantenga un nivel mínimo con el que cubrir las pensiones. La segunda es la moderación de las pensiones, a través del llamado factor de sostenibilidad, que llevará a reducir paulatinamente el poder adquisitivo de las mismas. Según un estudio elaborado por profesores del IESE y de la Universidad de Granada, el nivel adquisitivo de las pensiones sufrirá una rebaja sustancial en el futuro próximo, de manera que la tasa de sustitución –el montante de la pensión como proporción del salario recibido en activo- estará por debajo del 60%, el estándar recomendado por la OCDE para ese indicador. Se habla ya abiertamente de que los robots coticen a la Seguridad SocialMás a largo plazo, surge la tercera opción: que cada uno se pague su propia pensión, pasando de un sistema de reparto a uno de capitalización o de cuentas nocionales, en el que cada uno recibe en función de lo que ha aportado. Este sistema prima la sostenibilidad frente a la equidad, y no está exento de problemas, en la medida en que cambios demográficos futuros pueden suponer un importante desajuste de los cálculos. Además, los sistemas de capitalización tienen sus riesgos, y no han sido pocos los fondos de pensiones que han sufrido las consecuencias de la crisis financiera y de los bajísimos tipos de interés actuales. Está también la opción de aumentar la base de cotización. Se habla ya abiertamente de que los robots coticen a la Seguridad Social, generando así ingresos extra al erario público. Será difícil establecer un sistema por el que las nuevas tecnologías ‘coticen’ para sostener las pensiones, pero es una vía prometedora. Y hay otra última vía: la inmigración. Entre 2015 y 2050, Europa va a perder 80 millones de personas en edad de trabajar, mientras que África va a ganar, en ese mismo período de tiempo, 800 millones. El FMI acaba de presentar un informe en el que evidencia los beneficiosos efectos de la inmigración en las economías desarrolladas. Y son muchos. Resulta estúpido preocuparse por nuestra pirámide poblacional cuando tenemos a una cantidad ingente de personas en edad de trabajar y deseando hacerlo a pocas horas de viaje. Es hora de que dejemos de hacer demagogia y nos planteemos una política de inmigración moderna e inteligente, que permita mejorar nuestras perspectivas demográficas y económicas a largo plazo. Tristemente, Europa corre en sentido contrario.

Ver más en: http://www.20minutos.es/opiniones/jose-moises-martin-carretero-tribuna-ahmed-pagara-tu-pension-2871872/#xtor=AD-15&xts=467263

Quería compartir este texto que salió en el periódico 20 Minutos ayer, y que tuve el placer de leer. Quería compartirlo especialmente porque es un problema actual, y que por lo que estudio llevan diciéndonos desde el primer curso precisamente esto, que España y la Unión Europea necesita inmigración, si no ahora, para un futuro bastante próximo. Pero antes de que llegue… en muchos casos deberíamos educarnos a nosotros mismo, puesto que pienso, y me incluyo, que no estamos preparados para esto, o no queremos estarlo, y en algún momento deberemos convivir con otras culturas, y para ello es muy importante la tolerancia y el respeto.

Advertisements

Esa sensación de impotencia cuando intentas hablar con alguien y te estrellas continuamente contra una pared, que hace que no quieras seguir esforzándote en intentar solucionar las cosas. Aun así lo sigues intentando, y sigues estrellándote. Y así una y otra, y otra vez.